COYUNTURA

Análisis: ¿Cómo beneficia la interinstitucionalidad a las comunidades nativas de la Amazonía?

Ministerio de Cultura

El Perú es un país heterogéneo, compuesto por diferentes grupos sociales que tienen características étnico-culturales diversas. Según la información del Ministerio de Cultura, se reconocen hasta el momento 55 pueblos indígenas u originarios del Perú (51 de la Amazonía y 4 de los Andes), y 47 lenguas indígenas u originarias.

Sin embargo, estos grupos poblacionales, en especial los pertenecientes a la Amazonía, mantienen actualmente limitaciones para el acceso a los diferentes programas sociales y servicios públicos. Esto se debe, entre otras razones, a la falta de adecuación de las acciones estatales a las características particulares con las que cuentan estos colectivos, tales como la lengua materna, usos y costumbres, ubicación geográfica, entre otros.

Frente a este problema, diferentes instituciones públicas vienen realizando un trabajo conjunto con el Ministerio de Cultura para adecuar sus servicios a estas particularidades. Es en el marco de estas acciones, y tomando en cuenta que una gran parte de la población indígena amazónica que vive en comunidades no accede a los programas sociales, que el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS) ha otorgado la clasificación socioeconómica de “pobre extremo” a las personas que forman parte de los pueblos indígenas ubicados en la Amazonía. Esto les facilita el acceso a los programas sociales administrados por el Sistema de Focalización de Hogares (SISFOH).

Y, ¿cómo se identificó a estos usuarios?

Se coordinó con el Ministerio de Cultura, institución que, desde septiembre del 2014, publicó los listados de centros poblados ubicados dentro del ámbito de comunidades nativas en la Amazonía peruana. Este trabajo coordinado tuvo como referencia la información contenida en la Base de Datos Oficial de Pueblos Indígenas, lo cual permitió a su vez conocer con mayor precisión la cantidad de población, la distribución por género, el acceso a servicios básicos, entre otros indicadores sociodemográficos necesarios para la toma de decisiones del MIDIS y de otras instituciones públicas.

Como vemos, en un país como el nuestro, la complejidad de las demandas sociales requiere un trabajo articulado y la generación de alianzas estratégicas entre instituciones. Esto permite optimizar el impacto de las acciones que se plantean, a la vez que  ahorra los costos y evita la duplicidad de funciones.

Juan Carlos González
Licenciado de Ciencia Política y Gobierno por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) con experiencia en temas relacionados a la elaboración de políticas públicas con enfoque intercultural. Es analista estadístico de información cualitativa y cuantitativa en la Dirección General de Derechos de los Pueblos Indígenas del Ministerio de Cultura de Perú.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top