COYUNTURA

Crónica: Bukele y el futuro de El Salvador

Imagen: Notimérica

Escrito por: Kevin Rivera

Aun con una fuerte campaña en donde se denominaba el “candidato antisistema”, ¿es realmente la mejor opción para el país?

Nayib Bukele arrasó con las elecciones presidenciales del pasado 3 de febrero al obtener más del 53% de los votos. De esa manera, rompió con la vieja tradición bipartidista que gobernó El Salvador por 30 años, en manos de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). Ello ha sido producto del hartazgo ciudadano por la política tradicional, la cual no ha solucionado los graves problemas que azotan al país, como la grave crisis económica que moviliza a miles en caravanas migrantes, los altos índices de violencia que convierten a la región en una de las más peligrosas del mundo y los escándalos de corrupción que cuentan con tres expresidentes procesados.

En ese sentido, Bukele se posicionó como el outsider desvinculado (aparentemente) de la clase política imperante hasta el momento, con una fuerte campaña en donde se denominaba el “candidato antisistema” y afirmaba “no tener ideología”. Pero, ¿es realmente la mejor opción para El Salvador? Aunque haya conseguido ganar sin necesidad de una segunda vuelta, existen ciertos factores que ponen en duda su idoneidad para el cargo.

Para empezar, no es tan cierto que sea ajeno a los partidos dominantes. Bukele fue alcalde de la capital, San Salvador, entre el 2015 y el 2018, cuando era miembro del FMLN, pero del que fue expulsado en el 2017 por una denuncia de la exsíndica Xochilt Marchelli, quien afirmó que, en una reunión del Concejo de San Salvador, el entonces burgomaestre le lanzó una manzana y la llamó “bruja”. Luego, Bukele trató de inscribirse a los comicios para la presidencia en el 2018 con su partido Nuevas Ideas, pero al verse imposibilitado decidió postular como candidato de Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA) –varios miembros suyos provienen de ARENA-, el cual se ha visto inmiscuido en tramas corruptas, ya que su fundador, el expresidente de la Asamblea Legislativa Guillermo Gallegos, fue acusado de desviar 500 mil dólares a una oenegé fantasma de su esposa.

Por otro lado, Bukele aún no ha dado a conocer cómo financió su millonaria campaña de más de 7 millones de dólares. A lo largo de la misma tampoco ha mencionado quienes conformarán su gabinete ni ha dado mayores pistas sobre su plan de gobierno. Además, anuncia que construirá grandes obras de infraestructura, como un aeropuerto cercano a la costa del Pacífico y un sistema de trenes, pero no termina de aclarar cuál será su financiamiento, teniendo en cuenta los exiguos fondos de las arcas públicas.

El 1 de junio ocupará el sillón presidencial y todavía tiene mucho que responder. Queda por determinar la estrategia que empleará para combatir a las pandillas, disminuir la gigantesca deuda que mantiene el país y cómo le hará frente a una Asamblea Legislativa mayoritariamente opositora. A Bukele le espera un largo camino por recorrer.

1 Comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

1 Comment

  1. Like

    Febrero 7, 2019 at 6:18 am

    Like!! I blog quite often and I genuinely thank you for your information. The article has truly peaked my interest.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top