COYUNTURA

Informe: #ConMisHijosNoTeMetas

1585306
El Comercio

Hoy sábado 4 de marzo se llevó a cabo la gran marcha nacional liderada por los integrantes del colectivo ‘Con mis hijos no te metas’ en contra de la denominada- por ellos mismos-  “ideología de género”.

Como es de conocimiento, el objetivo de esta marcha busca que el Ministerio de Educación elimine términos de la “ideología de género” del Currículo Nacional Escolar de Educación Básica.

Pero, ¿de dónde salió este colectivo? ¿Quiénes son los líderes y  organizaciones involucradas? ¿Cuáles han sido sus principales actividades cómo grupo? ¿Cómo financian sus actividades? A continuación te lo contamos.

Los hechos ocurrieron maso menos de esta manera. A fines del 2016, cuando el Ministerio de Educación ya había anunciado con meses de anticipación la implementación del Nuevo Currículo Nacional de Educación, un conjunto de autoridades católicas, evangélicas, alcaldes, jueces, fiscales y congresistas lanzaron la campaña ‘Con Mis Hijos No Te Metas’.

Durante el acto, que contó con más de 4.000 asistentes, se realizó la firma de una declaración en favor y defensa de la familia. Y, aunque parezca mentira, el alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, fue quien apadrinó el bautizo político que forjó la unión de estas organizaciones.

Los organizadores de la campaña son en su mayoría líderes de las iglesias cristianas más radicales y fundamentalistas que hay en el Perú y que están articuladas con otros fundamentalistas en América Latina y Estados Unidos.

Entre ellos se encuentran: el congresista de Alianza para el Progreso, Julio Rosas, y su hijo Christian Rosas de la Alianza Cristiana y Misionera y fundador de la Coordinadora Nacional Pro Familia (Conapfam); Rodolfo González del Movimiento Misionero Mundial, propietario también de Bethel TV; Rolando Boulangger de Las Asambleas de Dios; Sergio Hornung y la ex congresista Mirta Hornung, de la Comunidad Cristiana Agua Viva; y, los esposos Aguayo de La Casa del Padre

Una de las principales actividades que posee el colectivo y que se viene dando desde el inicio de la campaña, consiste en colgar pancartas en los puentes peatonales de las avenidas más transitadas de Lima para pedir a la población que se sume a la manifestación.

A su vez, también realizaron una serie de plantones en el Ministerio de Educación y dos movilizaciones previas en contra de la llamada “ideología de género”. La primera concluyó en el Ministerio de Educación el 27 de enero y la segunda se realizó el 17 de febrero y terminó con un plantón en el frontis del Congreso de la República.

En esta última, los representantes del colectivo junto a los congresistas Julio Rosas, Tamar Arimborgo, Gilder Ushñahua, Roberto Vieira y Juan Carlos Gonzales presentaron el padrón de firmas recolectadas para exigir la derogatoria del DL 1323 y el retiro de ‘la ideología de género’ en el Currículo Escolar.

Por último, acerca de la financiación de sus actividades se sabe poco o nada. Por ello, resulta interesante saber cómo el colectivo consigue dinero para su campaña. Según fuentes publicitarias que declararon para Ojo-Publico.com, el colectivo habría gastado 27 mil soles en 9 paneles en avenidas de alto tránsito. Es decir, sin contar con el gasto de inversión en repartidores de volantes y colocación de banderolas en los principales puentes sobre la Vía Expresa.

Sim embargo, si existe información acerca de las organizaciones a cargo de este colectivo que podría darnos una idea de donde viene tanto dinero. Por ejemplo, la organización Alianza Cristiana y Misionera es propietaria de 95 inmuebles en Lima y Callao, ocho vehículos y centros de esparcimiento.

Por su parte, el Movimiento Misionero Mundial, es dueña de 133 inmuebles en Lima y Callao, controla la señal de radio y televisión Bethel en 37 provincias del país (la señal abierta por excelencia de la comunidad evangélica) y además administra 21 colegios a nivel nacional por intermedio de la Asociación Promotora Educativa Elim, el Instituto Superior Pedagógico Internacional Elim y la editorial Inversiones Altamira.

Lo mismo sucede con Las Asambleas de Dios del Perú. Esta organización es dueña de 167 inmuebles, ubicados principalmente en zonas populares de Lima. También administra un colegio en Piura y la Universidad Seminario Bíblico Andino en Pueblo

Finalmente, la Comunidad Cristiana Agua Viva, que en la última campaña electoral apoyó la candidatura de Keiko Fujimori, es dueña del ex Coliseo Amauta –lugar que fue uno de los puntos de partida para la marcha de hoy.

Mariana Ferrer
Psicóloga en formación por la PUCP. Curiosa de nacimiento y amante de la literatura, las buenas conversaciones y el deporte. Interesada en la política de pura terca.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top