COYUNTURA

Opinión: La comunicación en un contexto de cambio climático

Pontifical Academy of Sciences

En junio del 2015, el reconocido científico atmosférico Veerabhadran Ramanathan se reunió con el Papa Francisco para tratar el tema del cambio climático y el rol del ser humano.

Al momento de su encuentro, Ramanathan fue informado que sólo tendría pocos minutos para comunicar, no solo en qué reside el papel del ser humano respecto de los efectos del cambio climático, sino también cuál debía ser nuestro proceder. No había tiempo para comentar artículos académicos o datos contundentes acerca del derretimiento de los glaciares o el incremento de las emisiones de CO2, sólo había lugar para lo esencial. El mensaje fue bastante claro y la Encíclica de 184 páginas del año 2015, decididamente enfocada en los efectos del proceder humano sobre el medioambiente, pone en cuestión el rol del ser humano acerca del cambio climático.

¿Qué nos dice este suceso respecto de los canales de comunicación y nuestro rol como ciudadanos en el devenir de los efectos del cambio climático o en el uso que le damos a los recursos naturales sobre el medioambiente? , al mismo tiempo: ¿cómo se comunica la información científica sobre los efectos del cambio climático a una audiencia no científica?

Más allá de la apertura del Vaticano respecto del rol del ser humano en los efectos del cambio climático, es importante rescatar que la comunicación directa sobre estos hechos tiene el gran reto de la audiencia, es decir, la información científica tiene que ser comunicada a una audiencia no científica. Si bien es cierto que los tomadores de decisión son una audiencia importante a la cual comunicar, los pequeños cambios significativos sobre el rol humano respecto al cambio climático residen en la práctica del ciudadano de a pie, sobre un ciudadano que no ha tenido buenas oportunidades de acceso a educación formal de calidad.

De otro lado, y en el caso del mensaje del Papa, la audiencia de creyentes católicos a partir de la Encíclica del año 2015, ha visto interpelada la moralidad de su propia condición como creyentes. Esto en el sentido de que los principalmente afectados por los embates del cambio climático son y seguirán siendo los más pobres y vulnerables. Es decir, la figura de considerar al prójimo tiene ahora un reto mayor: la vida de los creyentes más vulnerables está siendo afectada por eventos climáticos extremos.

Igual de importante resultan los canales en los que se despliega esta información supuestamente científica a una audiencia específicamente no científica. En un mundo de interacción teledirigida inmediata a ingentes cantidades de personas, el mensaje sobre la importancia del cuidado del medioambiente, no demanda necesariamente validez científica rigurosa, sino interpelaciones personales sobre el proceder práctico de los ciudadanos.

Es decir, el mensaje debe comunicar cómo y por qué nuestro quehacer cotidiano tiene que ver directamente con los efectos del cambio climático. De esta manera, el mensaje de accionar consciente sobre nuestras prácticas de cuidado o uso del medioambiente, tiene que estar enfocado y entallado a la audiencia de hoy.

Gonzalo Ríos
Mis amigos me dicen ‘G.R.’ y me gusta emitir opiniones desde mi colección de datos diversos y accesorios.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top