COYUNTURA

Análisis: Unión Europea vs. plásticos

European Commission

Un cambio ecosostenible

La semana empezó con una noticia de impacto ecológico, la Comisión Europea anunció su nueva estrategia de lucha contra los plásticos de un solo uso y una futura prohibición de pajitas o cubiertos de plástico, entre otras regulaciones más estrictas para los productores. Se tiene pensado utilizar materiales menos dañinos al fabricar los bastoncillos de algodón (excepto los utilizados por motivos médicos), los palitos para remover bebidas y los palos para sujetar los globos. La razón: el plástico puede tardar varios siglos en descomponerse.

Entonces, se optó por estrictas medidas ya que solo un 30% de los residuos de plástico de Europa se recogen para ser reciclados. Y posiblemente el otro 70% restante acaba en el mar, dañando a los animales marítimos. Cada año se estima ocho toneladas de plásticos dentro de los mares. Por esta razón, Bruselas quiere prohibir la venta de ciertos productos plásticos desechables para erradicar el motivo que está causando cientos de problemas a la humanidad.

En el ámbito económico, las empresas fabricantes se verán afectadas ante la salida los productos de plástico de un solo uso en los supermercados. Ante esta situación, la Comisión reafirma su compromiso al estimar los beneficios para el medio ambiente o las actividades económicas del país como el turismo. Añadiendo actividades y costos para los fabricantes de envases de comida, vasos, botellas, bolsas, envoltorios de caramelos, colillas de cigarrillo, toallitas húmedas y globos. Todos ellos deberán asumir una parte de los gastos de la limpieza de los desechos, inculcar la idea de “reciclaje” en la medida de lo posible. En el caso de los envases para alimentos, solo estarán permitidos si el diseño permite que las tapas y tapones sigan fijados al recipiente.

Mientras en Perú

A inicios de mayo, se anunció que el Ministerio del Ambiente está trabajando un proyecto de ley para reducir el uso de plástico, a través, de prohibir la entrega gratuita de bolsas y cañitas en supermercados y otros negocios que sigan el mismo rubro. Además, reducir el uso de envases de tecnopor para alimentos, y fomentar el reciclaje de botellas. Ahora, desde el punto de vista de un empresario enfocado en la industria de plásticos puede resultarle perjudicial tanto por el lado de la inversión como la generación de empleo formal. Sin embargo, Jesús Salazar, presidente del Comité de Plásticos de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), menciona que los industriales de plásticos son conscientes de que el uso de bolsas plástica tiene que tener algún tipo de regulación. “Esto ya es una tendencia que viene desde hace muchos años, que es muy respetable y hay que atender”, señaló.

Emely Cóndor
Estudiante de Economía de la Universidad del Pacífico. Cinéfila de corazón. Investigadora inquieta. Adicta a los dulces y al café.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top