COYUNTURA

Análisis: Nuevos cargos de corrupción sobre el primer ministro de Israel

Benjamín Netanyahu, el primer ministro de Israel, ha sido acusado formalmente el martes 13 de febrero de corrupción, específicamente de sobornos, fraude y abuso de confianza. Según las acusaciones, los delitos podrían amontar a un estimado de 300,000 dólares. Ante estas declaraciones policiales, Netanyahu respondió con la completa negación de las acusaciones, sosteniendo que en la investigación “no habrá nada, porque nunca hubo nada”. Sin embargo, el país ya no sabe que pensar.

No es la primera vez que el líder de 68 años de edad tiene problemas con la Lahav 433, la unidad contra el crimen organizado de la policía de Israel. Primero, en sus 12 años en el poder, la policía recomendó que él y su esposa sea procesados por apropiarse de regalos inapropiados que debieron ser declarados y entregados al Estado. Asimismo, en el 2015 fue acusado de declarar gastos personales falsamente como gastos del Estado. No obstante, ambas acusaciones fueron suspendidas.

¿Cuáles son las acusaciones al primer ministro, exactamente?

La policía ha estado investigando Netanyahu y su círculo por aproximadamente dos años, llevando a cabo seis interrogaciones al mandatario. Las investigaciones de la Lahav 433 toman forma en dos diferentes casos de corrupción.

En primer lugar, está el Caso 1000. Se sospecha que Netanyahu ha recibido regalos desde el 2009 como champagne, cigarros, entre otros, por parte del billonario Hollywood e Israel, Arnon Milchan, y James Packer, así como, posiblemente, otros empresarios internacionales. Estos regalos, se estima, que llegarían a valer más de 100,000 dólares. A cambio, Netanyahu ayudó a Milchan a adquirir una Visa de los Estados Unidos e intentando extender la ley de exención de impuestos a israelís retornando al país por 10 años adicionales de exención, la cual ahora llaman la “Ley Milchan”.

En segundo lugar, está el Caso 2000, donde la policía investiga la relación entre Arnon “Noni” Mozes, el dueño de uno de los periódicos más prestigiosos de Israel, Yedioth Ahronoth, y Netanyahu. Dicho periódico ha sido muy crítico del líder en el pasado y por unas conversaciones que salieron a la luz, se puede escuchar la discusión de una posible limitación de la circulación del periódico opuesto, el Hayom, y más circulación del Yedioth Ahronoth, a cambio de noticias y opiniones más positivas del primer ministro. Ante las acusaciones, las partes involucradas sostienen que la discusión no era seria y que consistía en una prueba de honestidad e integridad mutua.

¿Qué se puede a hacer a raíz de las recomendaciones policiales?

Debido al funcionamiento del gobierno israelí, la policía genera investigaciones y recomendaciones, pero la Fiscalía General y la magistratura son las que formalizan procesamientos si creen debido. Sin embargo, se ha mostrado que el 60% de los casos propuestos de imputación policial no se siguen.

Ayelet Shaked, la ministra de Justicia, sostiene que el primer ministro no esta legalmente obligado a dimitir por estas recomendaciones. Netanyahu, a su vez, anunció públicamente que va a “seguir liderando Israel con responsabilidad y compromiso” y que “esas recomendaciones no tienen valor jurídico en ningún país democrático”.

El futuro del primer ministro se ve incierto. Por un lado, Netanyahu fue visto reuniéndose con sus abogados para preparar su defensa y declara que él siempre ha obrado por el “bien de la nación”. Acusa, a su vez, que la policía nacional está creando una cacería de brujas en su contra. Paralelamente, el público espera inquieto la decisión final de la Fiscalía General sobre si las acusaciones se llevarán a cabo o suspendidas como el 60% de las pasadas.

Lucrecia González-Olaechea
Estudiante de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Ha participado en debates sobre temas de política y relaciones internacionales tanto en el Perú como en el extranjero. Actualmente es parte de la Asociación de Estudios sobre las Naciones Unidas del Perú.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top