COYUNTURA

Análisis: La purga saudí. Corrupción y petróleo

Segunda semana de noviembre, el precio del petróleo de referencia Brent alcanzó su mayor nivel en los dos últimos años: 64 dólares por barril.

No es coincidencia que haya sucedido en la misma semana donde se desató la mayor purga anti corrupción en el principal país miembro de la OPEP, Arabia Saudí.

¿Cómo se relaciona esta purga anti corrupción con el precio del crudo?

Como menciona Paolo Scaroni (vicepresidente de NM Rothschild & Son), “uno de cada nueve barriles de crudo es producido por Arabia Saudita, entonces, lo que sea que pase en Arabia Saudita es una revolución para el mundo del petróleo”.  De tal manera, la purga anti corrupción liderada por Mohammed bin Salman, donde tanto príncipes como prestigiosos empresarios saudís a nivel mundial se han visto involucrados y detenidos, ha generado un clima de incertidumbre sobre los próximos pasos políticos del país.

Esta purga anti corrupción ha enviado un mensaje claro, el reino de Arabia Saudita está atravesando una transformación, donde se está experimentado un giro respecto a las políticas internas tradicionales del país. Si este giro genera un ambiente de inestabilidad política en el mediano plazo (debido a la concentración de poder en el príncipe heredero – Mohammed bin Salman -), entonces existe el riesgo de que se vea afectada de manera negativa la producción de petróleo. En términos económicos, los agentes anticipan la posible contracción en la oferta y expanden su demanda por el bien en el periodo actual, pues una contracción de gran magnitud en la oferta conllevaría a que el precio se dispare (y los consumidores quieren evitar pagar este precio); sin embargo, las expansiones de demanda también presionan el precio al alza. Como resultado, el precio del crudo se incrementó en el corto plazo, internalizando el shock transitorio dados los sucesos en Arabia Saudí.

No obstante, cabe resaltar que otros factores también han contribuido al alza del precio del petróleo, el cual ya venía experimentando una tendencia creciente. Entre estos se encuentra el hecho de que la OPEP ha recortado la producción de barriles de petróleo a 1.8 millones de barriles por día (de manera coordinada con Rusia). Por otro lado, el clima de tensión entre Irak y la región de Kurdistán iraquí también ha contribuido; Irak reclamó ciertos yacimientos petrolíferos en esta zona, lo que ocasionó una disminución en sus exportaciones de barriles de crudo y redujo aún más la oferta a nivel mundial.

En cuanto a la situación en Arabia Saudita, existe consenso entre los expertos en que es probable que sea una variable que afecte el precio del petróleo exclusivamente en el corto plazo. Sin embargo, esto podría variar si se desestabiliza la situación política interna del país. Por ahora, resta evaluar cómo se desarrollan los sucesos políticos dentro del reino en las próximas semanas. Si bien son muchas las variables que afectan el precio del petróleo de denominación Brent, al parecer son los sucesos relacionados a Arabia Saudí los que están conduciendo el mercado.

Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top