COYUNTURA

Análisis: Irán alza su voz: Incremento en las protestas antigobierno

Por: Sergio Argüelles Catare

En Irán, la población ha tomado las calles para protestar contra el gobierno de Hassan Rouhani. Desde las primeras demostraciones en Mashhad, los reclamos se han propagado a más de 70 ciudades alrededor del territorio iraní. La respuesta de las autoridades ha provocado criticas en la comunidad internacional ante el posible uso ilegal de armas de fuego contra los ciudadanos en protesta. Hasta el momento, se sabe de la muerte de 21 personas y el arresto de 3,700. De acuerdo con el Washington Post, la permanencia del gobierno en Teherán no enfrenta una seria amenaza en el corto plazo ya que las demostraciones no han logrado llegar a la capital. Sin embargo, contestar a los reclamos de la población con políticas efectivas es necesario para asegurar una buena gobernabilidad y para demostrar una imagen fortalecida a nivel internacional. Como es natural, comprender cómo se llegó a la situación actual debe ser el primer paso para proponer posibles medidas que alivien los disturbios.

Según la información reportada en medios internacionales, los primeros ciudadanos salieron a alzar su voz de protesta por las altas tasas de desempleo e inflación. Luego del acuerdo con Estados Unidos, la suspensión de las sanciones permitió un aumento drástico en el crecimiento económico en el 2016 el cual alcanzó un 12.5%. No obstante, durante ese tiempo la tasa de desempleo se ha mantenido cercana al 12.4%. De acuerdo con el análisis realizado por Peyman Asadzade, es más preciso observar las tasas de desempleo de las ciudades pequeñas que formaron parte de las protestas. El nivel de desempleo en el 81% de ellos supera al nacional y puede llegar hasta un 60%. Por ello, se entendería que la rápida propagación de las demostraciones se haya dado en provincias con ciudades pequeñas que buscaban cambios en las políticas económicas que había propuesto el gobierno.

La propuesta de Teherán para este año es un aumentar en 50% del precio de la gasolina y en 33% el de diesel lo que agregaría USD 4.8 mil millones a su presupuesto, según un medio iraní. Estos recursos adicionales serían usados posteriormente para la creación de trabajos a lo largo del territorio. Además, se reducirían los fondos para los programas de asistencia monetaria a los más necesitados. No obstante, el efecto de la reducción de programas sociales sumado al incremento en precios puede terminar siendo muy dañino en el corto plazo para ciudadanos desempleados que dependen de dichos subsidios para sobrevivir día tras día. Considerando la falta de liderazgo del Gobierno, es fácil pensar que sus esfuerzos no lograrán los resultados deseados por lo que sólo provocará mayor disgusto en la población.

En esta situación, se considera positiva la intención del Rouhani de incrementar los fondos del Estado para poder ejecutar políticas. Sin embargo, la manera en que se piensan recaudar es muy agresiva y perjudica más a aquellos que se encuentran en las condiciones menos favorables. Asimismo, se debe proponer un plan para fortalecer el alcance de las instituciones a las ciudades pequeñas y su nivel de transparencia puesto que sin ello fácilmente se perderán los recursos en corrupción como es usual.

Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top