COYUNTURA

Análisis: Elecciones presidenciales en Venezuela

Había una vez, en un país muy lejano, millones de niñas y niños nacidos en un año de peculiaridades, 2000. No obstante, estos jóvenes no provienen del país de nunca jamás y en consecuencia, después de 18 años han tenido que crecer en un panorama crítico y ya tienen la edad mínima para ejercer su derecho a votar en estas elecciones presidenciales venezolanas.

UN VOTO QUE PUEDE RECOLOREAR A UN PUEBLO OPRIMIDO

Las votaciones para las elecciones presidenciales han comenzado desde las seis de la mañana (hora venezolana). En el transcurso de la mañana, 2, 5 millones de personas habrían ejercido su voto según los informes gubernamentales; magnitud que representa un 12, 5 % de los 20 millones de votantes estimados para hoy, cifras que representan una gran disminución de participación electoral y creciente volatilidad electoral.

Los partidos opositores más relevantes, englobados dentro de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), decidieron hace meses no participar en los comicios de hoy; debido a que las consideran en condiciones no adecuadas y con calificativos de fraude. Es una posición y argumentos apoyados por, entre otros, Estados Unidos y el Parlamento Europeo.

VOTAMÉ POR UN PAN

En estas elecciones, que de sorpresa no tendría nada, se coloca como favorito absoluto a Nicolás Maduro para seguir desempeñando el cargo presidencial. Además, como se han evidenciado y/o manifestado en (últimos) procesos electorales, se están denunciando casos de fraude electoral, y claramente este término (acto) no podía faltar en el circo de Maduro para poder auto-legitimarse “como un presidente elegido por el pueblo” a base de irregularidades.

Una de las denuncias ha sido expresada por uno de los candidatos que se compiten hoy por la presidencia, Henri Falcón, quien ha acusado de más de 350 irregularidades por el partido de Maduro. Ante ello, el Consejo Nacional Electoral de Venezuela ha reconocido denuncias durante la votación (como la de Falcón) sobre los “puntos rojos”, lugares que se registran después de votar aquellos poseedores del “Carnet de la Patria”. Este documento es usado para identificar a las personas beneficiarias de programas sociales y para distribuirles alimentos a bajo coste. Hasta el momento se ha denunciado que en el 85% de los centros electorales, hay áreas de proselitismo oficialista a menos de 200 metros de ellos (una cercanía que viola los acuerdos preelectorales).

Estas elecciones no lograron escapar de las tradicionales “mañas” políticas: un pan por un día a cambio de un voto presidencial. Sin embargo, este no sólo es el único aspecto negativo de las elecciones de hoy, también, se están denunciando casos de presión, agresiones y desalojamiento de los centros electorales a testigos miembros de partidos opositores.

Un aproximado de 20,5 millones de venezolanos llamados a las urnas, escogen hoy entre el actual presidente, Nicolás Maduro, el ex gobernador Henri Falcón, el evangélico Javier Bertucci y el ingeniero Reinaldo Quijada. Ante una certidumbre alta de quién será el próximo presidente o en este caso, el que seguirá en el poder lamentablemente; nada más queda decir que Dios salve Venezuela. No obstante, el día todavía no ha culminado y quién sabe que otras sorpresas arrastrará estas elecciones presidenciales venezolanas 2018.

Christopher Alvarado
Estudia Ciencias Políticas y Sociología en la Universidad Carlos III de Madrid, España. Sus intereses son la política, los voluntariados, el teatro y los debates en Modelo de Naciones Unidas.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top