COYUNTURA

Análisis: Denuncias de acoso sexual en Washington

Por: Sergio Argüelles Catare

En las últimas semanas, las discusiones de política americana se han visto empañada por una creciente ola de acusaciones de acoso sexual. De acuerdo con varios testimonios, el postulante al senado, el republicano Roy Moore, habría tenido conductas inapropiadas hacia adolescentes menores de edad. A esto se suma la más reciente revelación acerca del senador demócrata de Minnesota, Al Franken, quien habría besado de manera forzosa a una reportera en el año 2006. Las diversas opiniones en referencia a la última noticia dejan en claro que el problema de abuso contra las mujeres es un asunto que transciende las líneas de los partidos políticos.

El jueves pasado durante un programa radial la reportera Leeann Tweeden dio a conocer su testimonio sobre la conducta inapropiada que habría tenido el senador Al Franken cuando ambos se encontraban en un tour de United Service Organizations (USO). De acuerdo con Tweeden, mientras estaban ensayando una escena del tour, Franken la tomó forzosamente del cuello y la beso contra su voluntad. Luego, del incidente ella se alejó de él e insistió en que no volviera a ocurrir.

Tras la publicación de la noticia junto a una imagen del senador y la reportera, el presidente Trump criticó en Twitter a ‘Al Frankenstein’ por la foto difundida y cuestionó su rol de senador como una voz en contra del acoso sexual. Sin embargo, las críticas del presidente parecen parcializadas debido al silencio personal hacia las acusaciones contra el republicano Roy Moore.

El candidato de Alabama, Roy Moore, ha sido acusado por más de siete mujeres de acoso cuando ellas eran menores de edad y él era un fiscal en sus 30. Hasta el momento, Moore ha negado rotundamente las acusaciones, aunque aseguró durante una entrevista que ‘nunca habría salido con alguien sin el consentimiento de sus padres’. Ahora la estrategia de su campaña se ha centrado en cuestionar a los medios de comunicación por su cobertura aprovechándose de lo difícil que es probar una situación de acoso ocurrida décadas atrás. A pesar de que algunos republicanos han pedido su renuncia, en Alabama hay muchos que aún confían en la inocencia del candidato e incluso creen que hay una conspiración en contra de él orquestada por el partido demócrata. Estas opiniones están en línea con la retórica que ha seguido el presidente Trump durante todo su mandato, la cual sigue siendo atractiva para su base de votantes.

Hasta el momento, Roy Moore sigue en carrera, aunque 8 puntos detrás del candidato demócrata según una encuesta de Fox News. En cuanto a Al Franken, él admite lo ocurrido y se ha disculpado públicamente. Sin duda, situaciones como esta muestran que los casos de abusos contra la mujer van más allá de los gustos políticos.

Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top