BOHEMIA

Opinión: Maricón de @#∞¢≠: la libertad de expresión según el Congreso

Sosó Carlin Calcina

Hoy se cumplen 21 años desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) eliminó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales. Uno pensaría que luego de 21 años nuestro país generaría políticas que protegen a la población LGTBIQ de situaciones violentas que perpetúen la patologización de su orientación sexual (o sea, seguir llamándonos enfermos por tener una orientación distinta a heterosexual).

Pero el Perú siempre sorprende, así que no lo hicimos. Nuestros gobiernos han pasado por encima de los derechos de esta comunidad, dejándonos en una situación de vulnerabilidad frente a la ley. La última vez que el congreso nos dio la espalda fue el 4 de mayo, en altas horas de la noche, cuando casi todos dormían o disfrutaban el after office. Con 66 votos favor derogó el decreto legislativo 1323 que modificaba el Código Penal buscando penas más graves si los homicidios tenían como móviles la intolerancia o discriminación, tales como el origen, la raza, religión, sexo, orientación sexual, identidad de género, factor genético, filiación, edad, discapacidad, idioma, identidad étnica y cultural”.  Sonaba bien, ¿no?

La posición oficial del fujimorismo fue que al congreso no se le ha dado las facultades para legislar sobre cambios en el código penal. BULLSHIT. Ellos podían, pero no quisieron. Como para todos, sobre todo para los políticos, es más fácil crear conceptos que crear conciencia, los fujitroles de las redes lanzaron una campaña que llamaba al DL1323, la Ley Mordaza.

Según ellos, el DL1323, atentaba con el derecho a la libertad de expresión, con el derecho de llamar insultar al otro “maricón”, “enfermo”, “anormal”, “machona”, “traca”. ¿Quién se ha creído el Estado para regular las palabras que se escogen para referirse al otro? ¿Ahora resulta que no puede decir lo que uno piensa del otro sin que nos cáigala ley encima? ¿O sea,no puedo llamar maldito maricón enfermo a nadie?¿No puedo decirle al mundo que maten a las mujeres si las encuentra teniendo sexo?  Imagínate, tremendo atentado contra la libertad de expresión. #facepalm

Estudié periodismo, la libertad de expresión es mi bandera, el NO A LA CENSURA. Pero nunca se me hubiera ocurrido que el menospreciar, insultar, ofender al otro es parte de esta libertad que tantas vidas cobró y que nos cuesta tanto mantener. La libertad de expresión, mis fujitroles, es poder tener la libertad de pensar, decir, opinar, SIN ojo, SIN ofender al otro. Sin cruzar el límite del principio de ofensa.

Entonces, lamento informarte que gritarme “machona de mierda” en la calle, no es un acto que muestra tu libertad, es un atentado contra la mía. Y es un acto que me pone en peligro. Y han pasado 21 años, y no tenemos un cambio legal que me proteja de tu mal llamada “libertad de expresión”.

Andrea Malca
Comunicadora feminista comprometida con la defensa de la igualdad y los derechos humanos. Fan del café, la cerveza artesanal y Mary poppins.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top