CULTURA

Las dos caras de la misma moneda

http://www.kirroyal.es/juraj-kralik/

Hace casi una semana conocí las dos caras de la misma moneda. Definitivamente fue lo que más me impresionó de Art Lima y si lo resumo va a sonar tan simple que no me lo van a creer: monedas, monedas pintadas, monedas pintadas de distintos colores y pegadas en un bastidor.

Estas monedas en algún momento fueron las que circulaban en Eslovaquia antes de que formara parte de la eurozona. Se trata de monedas salvadas de su fundición por un artista, no tienen valor económico y su valor en peso metálico es probablemente bajísimo. Juraj Kralik es el responsable detrás de este proyecto que ya lleva diez años dando vueltas por el mundo y tuvimos la suerte de que aterrizara en Lima hace unos días.

Se trata de obras de arte hechas con monedas, hasta este momento podemos pensar en miles de ideas para componer con los distintos tonos de las monedas en circulación o flor de cuño. Agreguémosle pintura de distintos colores y podríamos evolucionar a obras de arte pensadas como pixeles circulares en cuyo caso gracias a la vasta gama de tonos podemos avanzar un nivel más en la creatividad de obras de arte con piezas acuñadas sin valor de circulación.

Ahora agreguemos el concepto de la moneda y sus dos caras: cada cara de la moneda es distinta y tienes que voltearla para ver uno de sus lados (cara o sello), partes que se asocian con la oposición, antónimos u otro concepto parecido: Ying-Yang, día-noche, blanco-negro, izquierda-derecha o bien y mal.

Tomamos un shaker, agregamos las dosis correctas de insumos y agitamos bien hasta que la mezcla sea homogénea y armónica y voilà. Op art, geometría, concepto y espectador haciendo arte que impacta, sorprende y (personalmente en mi caso) enamora. Kralik, en sus más recientes obras con monedas pintadas (de la serie Money & Lóve), pega transversalmente en un soporte y articula de una manera tan sublime las dos caras de la misma moneda con mensajes o imágenes antónimas u opuestas. La gran diferencia con la pequeña pieza metálica circular a la que le damos vuelta con la mano es que, en este caso, la obra nos obliga a “darnos vuelta”, a mirarla desde dos puntos de vista distintos ya que su mensaje cambia, la obra cambia en los 180º de recorrido que podemos hacer frente a ella.

El resultado es una obra que invita a los espectadores a ser descubierta, a acercarse para entender cuál es el material que se ha usado para hacer todos los pixeles redondos de distintos colores y a descubrir el concepto de la moneda de dos caras en una obra de dos caras. Ingenioso, brillante y creativo. Simplemente genial.

Juan Pedro Baca
Egresado de Arte por la PUCP, pero artista desde los 4 años. Luego de dejar la carrera de Arquitectura por el Arte descubrió su vocación por la educación. Es enófilo apasionado y de grande quiere ser bombero.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top