CULTURA

Opinión: ¿Por qué marchamos los gays?

Sin Etiquetas

Este sábado 1 de julio se realizó en Lima la Marcha del Orgullo LGBTI 2017, una multitudinaria movilización ciudadana que llenó de colores hasta el mismísimo centro de Lima. Ni el gris del cielo en la capital ni el frío de nuestro invierno desanimó a muchas personas como yo, que salimos a marchar por muchos motivos. Motivos que me atrevo a resumir en un solo hashtag: #Orgullo.

Pero -ojo- el título de este texto tiene un truco: no solo los homosexuales marchamos. Como todo Lima vio el sábado, también marcharon las lesbianas, los bisexuales, los transexuales, los travestis, los intersexuales y los queer. Y, además -pecado para muchos ‘conservadores’- también marcharon heterosexuales. Todos juntos, todos alegres, todos valientes, todos por #Orgullo.

Y, cuando digo #Orgullo, no hablo de ese que el Diccionario de la RAE define como “arrogancia, vanidad, exceso de estimación propia”. No, aunque lo colorinche de nuestro andar sugiera aquello, nuestros colores expresan algo más profundo. Creo que el resultado de Google lo explica mejor: un “sentimiento de satisfacción hacia algo propio” o el “amor propio”. Así es, como leen, marchar con #Orgullo es marchar por amor. <3

Marchamos con #Orgullo de ser quienes somos y cómo somos, ante un ambiente muchas veces hostil y discriminatorio por nuestra orientación sexual o identidad de género. Marchamos porque somos igual de valiosos que otras personas. Marchamos con la valentía de exigir los mismos derechos para todos los ciudadanos del Perú, como corresponde. Marchamos no solo por nosotros, sino también por quienes vienen detrás. Por los futuros peruanos que merecen un país mejor, con menos discriminación y más orgullo de su diversidad, en todas sus formas.

Así es. Marchar con #Orgullo significa marchar con un propósito. Este no es dividir, quitar derechos a los demás, incitar al odio, promover la desigualdad entre personas ni atacar a otro porque es diferente. Marchar con #Orgullo, recordemos, es marchar por amor. Si el amor no discrimina, dejemos de hacerlo nosotros. La marcha somos todos, no te quedes fuera.

Ricardo Zimic
Periodista, viajero y agente de cambio.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top