POLITIBLOG

PPK, hora de entrar a la cancha

jaime-saavedra-poder

El gobierno necesita tenerla clara. Hay cosas que sí puede negociar para evitar la censura de Saavedra y hay cosas que no.

PPK entra a un momento definitorio de su presidencia. Con la decisión del fujimorismo de censurar al ministro de Educación, Jaime Saavedra, la política peruana se deteriora aún más. Como decía ayer, hay quienes intentar hacer el Perú una chacra en vez de un país. La pregunta entonces se cae de madura: ¿y el presidente dónde está?

No voy a asumir que PPK no está haciendo nada al respecto. En el transcurso de hoy, o quizá de los siguientes días, PPK bien podría estar trabajando tras bambalinas para evitar la caída de Saavedra. Eso no lo sabemos. Pero sí efectivamente está negociando, o incluso si no es así pero lo está considerando, es necesario trazar la cancha. ¿Qué cosas son negociables y qué cosas no lo son?

Seamos directos: el centro de la reforma universitaria no es negociable. Ceder para que las universidades privadas chicha hagan lo que les de la gana es inaceptable. Cualquier intento para que el gobierno ceda terreno en este tema debe ser parado en seco. El fujimorismo y los intereses que están detrás de estos intentos por bajarse a Saavedra deben entender que con intimidación y matonería no se consigue nada (el congresista Becerril dice que no están haciendo nada ilegal, lo que es verdad, pero que sea legal no lo hace legítimo). Dicho esto, cambios menos importantes (en algunos casos, incluso necesarios) son aceptables. Esto requiere de un balance cuidadoso, pero no imposible.

Si esto no es posible, entonces PPK sí debe considerar hacer de esto una cuestión de confianza. La razón es sencilla: acá está en juego más que la educación, está en juego el funcionamiento legítimo del sistema político. PPK no puede dejarse arrollar por el congreso. La cuestión de confianza eleva las apuestas, sí, y no es ideal para nadie, pero claramente es peor para el fujimorismo: son 73 congresistas que verían peligrar sus chambas y PPK aún tiene una popularidad por encima de la Keiko y el congreso. Si existe un momento para que el presidente ponga las cosas en su sitio es éste, porque luego en su mandato seguramente no podrá.

Y si eso no le gusta a los congresistas del fujimorismo, pues qué pena. Bajo la lógica de Becerril, PPK tampoco estaría haciendo nada ilegal.

Alfonso de la Torre
Economista por la St. Mary´s University en Texas y estudiante en la Maestría de Políticas Públicas de la Universidad de Harvard. Desde chico tiene problemas para diferenciar la derecha de la izquierda.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top