POLITIBLOG

Mi encuentro con Julio Guzmán

Guzmán no es un peso liviano pero todavía tiene mucho trabajo por hacer para poder alcanzar el gobierno.

Julio Guzmán visitó Harvard ayer y, aparte de su presentación, también se reunió con los peruanos que estudiamos aquí. La conversación fue off-the-record, así que no me compete dar detalles al respecto, pero si puedo decirles que mi impresión fue positiva. Debo reconocer que antes he sido muy duro (quizá demasiado duro) con la propuesta política de Guzmán. Y aunque fui de los que señalaron que la ley que permitió su exclusión de las elecciones es absurda, también pienso que lo sucedido no invalida la legitimidad de las elecciones.

Julio Guzmán y la gente que lo acompaña tienen una visión del Perú, tanto de lo que es hoy así como de lo que debe ser mañana. Asimismo, él claramente entiende los retos de política pública que el Perú enfrenta–incluso si las soluciones que plantea no sean siempre las correctas, en mi opinión. Para ponerlo de otra manera, él no es un peso liviano por más que en la campaña se le haya presentado como tal. La suya es una propuesta seria que debe ser tomada como tal por el establishment político.

Esto no hace a Guzmán un candidato perfecto o un modelo político. A su mensaje creo que todavía le falta un poquito de fuerza, y su decisión de sólo enfocarse en algunos temas (y no pronunciase sobre otros) es debatible. Y no estoy seguro si recorrer el país, sentando las bases del Partido Morado, sea suficiente para conectar con la gente si es que al mismo tiempo no aparece en medios y se introduce en el debate político. Aunque ya tiene una fama adquirida, no creo que él pueda darse el lujo de un silencio prolongado como el de Keiko Fujimori.

En ese sentido, me parece fundamental que Guzmán y compañía participen en las elecciones regionales de 2018, aunque para eso necesitan terminar con la recolección de firmas y lograr su inscripción como partido. Ése es el mayor reto que enfrenta Julio Guzmán en este momento: la carrera contra el tiempo. Tendremos que esperar para ver si logra consolidar su propuesta política lo suficientemente rápido.

Alfonso de la Torre
Economista por la St. Mary´s University en Texas y estudiante en la Maestría de Políticas Públicas de la Universidad de Harvard. Desde chico tiene problemas para diferenciar la derecha de la izquierda.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top